” ¡Qué fácil has venido a mi voz, y en qué instante!”

Tropecé y creí posible quedarme tumbada

Suelta el móvil

Hay que contar hormigas, soplar pestañas

Pedir deseos

Guardar los recuerdos en poemas

La palabra que es de magia

Sabe hacer más grande la nariz de la luna