Sé que de amor me lleno dulcemente,
Y en voz a borbotones me derramo
en el balcón de mis sueños vivirás eternamente
para decirte que te amo.

Hare de tu vida derroche
mi amor será fiel y sencillo
te pondré serenata toda la noche
con el canto de los grillos.

Te amare sin prisa
de una forma dulce y decorosa
disfrutare de tu tierna sonrisa
cuando seas mi esposa.