Soy la sombra de un sueño que no ha sido,
tiempo de anhelos que pasó volando,
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.

Yo me quedé buscando entristecido
la pasión que de mí se está burlando
sin embargo, con gran trabajo ando
esta ruta del alma que decido.

Lo único que a ratos me sostiene
es escribir un verso en esta hoja
donde transcribo todo lo que viene…

del corazón, que siempre a duras penas,
le da color a esta savia roja
que suave se desliza por mis venas.