Ven. Apoya tu oído aquí. En el raíl de la vida, la vida
es muchas veces un rostro de humo, rastro
borroso en senderos de estruendo, en un reino de sordos
e instrumentos desafinados.
Como aves frías en las tierras de la escarcha,
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
Se hace de noche mirando luces. Son estrellas
encendidas en una casa sin nadie.
Ven. Se hizo de noche entre las hierbas. Anises persiguen
recuerdos en lo oscuro.