He visto que me miras
desde el fondo,
con la vista arrugada
y la sombra inexacta,
y he pensado las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido,
he visto tu luz en la memoria
de la senda batalla del abismo;
he sentido la magia
y he sentido el placer
de tu inmaterial cuerpo,
después de la contienda
inexistente
he visto tu fulgor.