Las cosas que ahora sigues recordando flotan sobre las aguas del olvido.

Y mientras tanto algo resbala,
y se derrama,
mísero y cobarde,
apenas un recuerdo,
por el borde del cielo de tu boca.

Así de sutil,
y líquida
es tu memoria.