Son los epitafios y los números
la más clara prueba de impostura.
Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.

Hecho a medida para la mano
solo dura el craneo si se pulsa.
Las cosas que ahora sigues olvidando
flotan sobre las aguas del recuerdo.