Vas muriendo lentamente
como todo en este mundo
y en algún punto el destino
te da cuerda para que sigas vivo
Vivo de algún modo
pero no del todo cierto
Eres un manto de niebla
que no deja ver el camino
En el corazón la llaga abierta
de lejanos vientos que te soplan la vida
Ya no hagas nada sufriendo
porque todo tiene sentido
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.