y apareció la oscura
descompuesta de palabras
trasnochadas
y entonces sopló
sobre los cristales
de las ventanas
y se dibujaron brujas
y aquelarres
¡dónde enterraron las palabras!
¡dónde los suspiros clandestinos!
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
No veo, no puedo ver.