Sé que hay amargos amaneceres
tardes de espera y dulces anocheceres
dudosa luz del día, es tu brillo que me guía.

Sé que en cualquier viejo apuro
en mitad de cualquier tempestad
sé que sin llamar tengo tu amistad
brindando por el presente y el futuro.

Sé que quedan historias por contar
secretos y aventuras que sumar
sé que habrá sonrisas y tropiezos
necesitando el mejor de tus consejos.

Y si a pesar de todo te tengo a mi lado:
Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo.