Te preguntas por qué

Y es que con solo observarte
siento la etérea presencia del cosmos

Y es porque un universo entero
creció en mis entrañas

Sé que de amor me lleno dulcemente,
y en voz a borbotones me derramo

Y te preguntas por qué

Yo solo te admiro
como se admira embelesado
al Dios que decidió visitar la mortal tierra