Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo;
cuando a tus ojos veo,
cuando son tus deseos mis deseos,
cuando tu vida se conjuga con la mía,
entonces…
dejo de ser yo
y al escucharte recién me llamo.
Tu nombre no es un nombre escrito en vano,
fue tallado en mi corazón
para describir el verdadero amor