Por la forma tan intensa que te amo
y el modo que deambulas por mi mente,
sé que de amor me lleno dulcemente,
y en voz a borbotones me derramo.

Tú detienes mi sueño más urgente
y en mis versos mis ansias te proclamo.
Eres mi inspiración siempre vigente.

En delirios oníricos te llamo
porque tú eres mi númen, diferente,
y es por ti que mis poemas declamo.