Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
Te preocupa por ese camino estarte deslizando
al desvanecerse el velo que separa lo muerto de lo vivo.

¿La notas? Sobre tus hombros está.

Nadie recordará tu nombre ni tu muerte llorará,
de ti solo tus desgastados huesos quedarán.

¿La notas? Apretando tu pecho está.

En tu apagada mirada reluce tu triste realidad
¿Acaso es la edad la que te ahoga? ¿No será tu verdad?

¿Cómo podrías no notarla?