El tiempo ahoga aquellos
momentos que una vez
la memoria recordó,
rellenando los espacios
vacíos de una vida que avanzó.
Avanzó dando pasos de gigante.
Gigante tortuga grito yo, pues
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
Y las agujas del reloj titubean
una misteriosa canción,
que ojalá hicieran retroceder a
aquel pasado que se marchitó.